¡No más vellos! Los secretos de la depilación

Por: Joseline Klee

¿Has pensado alguna vez en hacerte la depilación definitiva pero al final lo has ido posponiendo por falta de presupuesto?  Pues esta es tu oportunidad.

Tanto hombres como mujeres saben de la importancia de lucir un cuerpo bien depilado y suave, sobre todo en zonas especialmente sensibles como ingles o axilas. Di adiós definitivamente al vello con la depilación láser. La propuesta que se ha vuelto cada vez más popular, gracias a sus extraordinarios resultados, desde la tercera sesión se ven áreas con menos vellos y el que sale es más delgado.

 Los precios ahora son más accesibles y un tratamiento se puede realizar entre 6 y 10 sesiones en un tiempo de 6 a 10 meses. Cada año los procedimientos son menos dolorosos y agresivos, obteniendo beneficios como una piel más suave, mejor circulación, evitarse la dolorosa depilación con cera o la irritante rasuradora.

El vello tiene melanina, que es la proteína que da calor al cabello. Cuando la luz interactúa con el pelo con una cierta longitud y la intensidad, la energía lumínica aplicada es absorbida por la melanina y se convierte en calor.

También los hombres tienen la oportunidad de eliminar vellos como en el rostro, pecho o espalda, que se han convertido en las áreas más comunes a tratarse y más buscadas en lugares para depilación. El público masculino ha aumentado en los últimos cinco años, por la búsqueda de belleza y mejoría de la apariencia y comodidad, al ser deportistas por ejemplo.

Busca personal especializado, lugares certificados para obtener los resultados deseados y con la seguridad que los vellos no estarán mas en las áreas a tratar. Y disfruta de todos los beneficios de utilizar tu ropa favorita sin el estrés de estar o no depilado.

de El Latino Publicado en Salud

La Criogenización como respuesta a tratamiento de heridas graves

Por: César Camaño

Una extrema hipotermia general que duraría una hora aproximadamente evitando asi daños cerebrales considerables, podría ser la próxima respuesta de la medicina, para el tratamiento de heridas graves y de urgencia inmediata.

Esta nueva estrategia perfila la crioterapia, como una medida de contención para las hemorragias mortales que se producen en un paciente de condición delicada, en función de que el médico pueda reparar el daño interno. Este tratamiento permitirá la atención de las heridas sin sangrado, dijo el director de la investigación, doctor Samuel Tisherman, traumatólogo de la Universidad de Pittsburgh. “Creemos que podemos ganar tiempo. Nos parece que es mejor que todo lo que tenemos por el momento, y podría tener un impacto significativo salvando varias vidas”.

Tisherman califica el proceso como “preservación de emergencia y reanimación”. Su equipo planea empezar a probarlo a comienzos del año próximo en Pittsburgh para expandir más adelante el estudio a la Universidad de Maryland en Baltimore.

Pero antes de realizar la prueba en humanos, los científicos enfrentan un desafío: la ley requiere que los pacientes consientan participar en experimentos médicos después que les expliquen las ventajas y los contratiempos, lo que lógicamente es imposible cuando alguien se está desangrando al borde de la muerte. Tampoco habrá tiempo para buscar la autorización de un familiar.

En respuesta, el equipo de Pittsburgh comenzará una campaña requerida por la Administración de Alimentos y Medicamentos, en función de informar mediante volantes, informes online, carteles y sitios web sobre el tratamiento y sus implicaciones.

Aspectos como el riesgo de daño cerebral inherente en el tratamiento, podrían desautorizar el procedimiento.

de El Latino Publicado en Salud

El Seno es la vida: prevén el cáncer de mama

Por: Alessandra W. Montoya Petaccia

En los últimos años se ha venido incrementando el nivel de mujeres que padecen de cáncer de mama , aunque no lo parezca muchos factores influyen en el hecho de tener o no la enfermedad, tales como la alimentación, el lugar que la persona habita, el carácter, el estrés, el trabajo, la familia, etc. A continuación se brindan detalles, como los tipos de prevención y los síntomas que esto genera.

Las mamas o senos se componen de grasa, tejido conectivo y glandular. En este tejido se encuentran las glándulas productoras de leche de las que nacen unos 15 ó 20 conductos mamarios, para transportar la leche hasta el pezón, rodeado por la areola. Estos lobulillos y conductos se encuentran en el estroma, un tejido adiposo, en el que también están los vasos sanguíneos y linfáticos. Los tejidos mamarios están conectados, además, con un grupo de ganglios linfáticos, localizados en la axila. Estos ganglios son claves para el diagnóstico del cáncer de mama, puesto que las células cancerosas se extienden a otras zonas del organismo a través del sistema linfático. Cuando se habla de ganglio centinela se alude, precisamente, al ganglio más cercano al lugar donde se localiza el cáncer.

Los Síntomas: diversas investigaciones han encontrado un grupo de factores de riesgo, o circunstancias, que hacen a una persona más propensa para desarrollar el tumor.

  • Edad: el riesgo aumenta con la edad. La mayoría de cánceres de mama se produce sobre los 50 años; a los 60 el riesgo es más elevado y resulta muy poco frecuente por debajo de los 35 años, aunque también es posible.
  • Sexo: las mujeres son las más propensas a desarrollar cáncer de mama. Los hombres también pueden sufrirlo, pero la probabilidad es de uno por cada cien mujeres.
  • Antecedentes familiares: las posibilidades aumentan si una hermana, madre o hija ha sufrido esta enfermedad. Además este riesgo se eleva si el familiar que ha padecido cáncer lo ha hecho antes de la menopausia, o si ha afectado a los dos senos.
  • Haber sufrido otro cáncer: el riesgo de cáncer de mama aumenta si se ha sufrido previamente otro cáncer, especialmente de ovario o de colon, o un carcinoma lobular o ductal in situ (dos tipos de tumor maligno que aparecen en los lóbulos o en los conductos galactóforos de los senos, o conductos mamarios). Otro posible factor de riesgo es una hiperplasia benigna, una especie de tumor no maligno, que altera el tejido del seno.
  • Menopausia tardía (posterior a los 55 años)
  • No haber tenido hijos, o el primer parto a partir de los 30 años.
  • Factores medioambientales: se está investigando la posible influencia de pesticidas, campos electromagnéticos o contaminantes en agua y comida.
  • Estilo de vida: algunas investigaciones han hallado un posible vínculo entre el consumo de alcohol y el desarrollo de cáncer de mama.
  • Obesidad : A pesar de no tener ninguna constatación científica definitiva, muchos investigadores indican que seguir una dieta baja en grasas y rica en frutas y verduras, así como practicar ejercicio físico de forma regular pueden ayudar a prevenir la aparición del cáncer de mama.
  • Estrés: Una vida activa hasta límites excesivos no es conveniente ni beneficiosa. Llevar una vida estresante es nocivo para la salud y, en consecuencia, puede favorecer la aparición de enfermedades
  • THS : Ciertos investigadores indican que a partir de los 10 años con terapia hormonal sustitutiva (THS) puede aumentar el riesgo de cáncer, mientras que otros destacan que no importa durante cuánto tiempo se ha tomado en el pasado, puesto que el riesgo de cáncer existe entre las que siguen la terapia hormonal, no entre las que la siguieron en un pasado.
 

Prevención: La autoexploración y las mamografías son las herramientas más útiles para encontrar bultos sospechosos en los pechos. En general, la técnica de la mamografía facilita la detección de pequeños bultos, difíciles de predecir mediante la palpación de la mama. Este tipo de prueba debe repetirse anualmente a partir de los 45 años. Las adolecentes y mujeres adultas deben tocarse cada cierto tiempo, una vez al mes aproximadamente para detectar dichos bultos que siempre es bueno consultar con su médico, no conforme entra en papel de prevención tomar en cuenta todos los factores que influyen en el  padecimiento del mismo, haciendo así todo lo que este a su alcance para mejorar estos errores que existen en lambida cotidiana de la mujer.

de El Latino Publicado en Salud

Los Síntomas Menstruales

Por: Astrid Choy

Aproximadamente el 70% de la población femenina siente algún tipo de dolor relacionado con la menstruación, que varía en intensidad y localización dependiendo de la persona. Estas molestias son lo que médicamente se conoce como síndrome premenstrual. Este trastorno es un problema de salud muchas veces incomprendido en la sociedad, pero que normalmente, supone serios síntomas que causan el malestar de la mujer que lo padece. Para algunas mujeres unos días antes a su menstruación es una verdadera  angustia debido a que las molestias suelen ser severas y, en ocasiones, realmente descontroladas.

El periodo puede convertirse en una pesadilla que, además de provocar dolores, puede ser el causante de que se sientan más irritadas y sensibles en esos días, llegando incluso a afectar el humor, las relaciones sociales y  hasta el propio rendimiento personal.

No es ningún cuento

Tradicionalmente, se ha creído que la mujer fingía y exageraba este tipo de achaques, restándole importancia a un trastorno que realmente llega a afectar notablemente la calidad de vida de las mujeres durante varios días al mes. Se trata de un trastorno demasiado común para que no se le trate como tal, y por ello, numerosos estudios médicos y psicológicos se han volcado en su diagnóstico y evaluación, dándole la relevancia que se merece.

Los síntomas aparecen por una alteración en los niveles de estrógenos y progesterona que durante estos días disminuyen produciendo desequilibrios tanto a nivel físico como emocional, dando lugar al llamado estrés premenstrual, que es el culpable de que se tengan cambios de humor repentinos o que se sienta depresión sin razón. Igualmente, contribuyen a que se experimentan esa sensación de malestar, el que los niveles de serotonina, la conocida como hormona de la felicidad, y las endorfinas, sustancias que produce nuestro cuerpo para calmar posibles dolores, bajen drásticamente durante los ciclos menstruales.

Síntomas muy diversos

Los cambios que experimenta el organismo todos los meses para preparar el óvulo para una posible fecundación, hacen que se sientan distintas molestias que van desde un fuerte dolor de cabeza hasta incluso a padecer vómitos o fiebres, que hacen imposible enfrentarse a la vida diaria. Existen alrededor de 150 síntomas relacionados con la proximidad de la menstruación que normalmente desaparecen el primer o segundo día de sangrado.

Los dolores de cabeza, de espalda, con especial intensidad en la zona de los riñones y una excesiva sensibilidad en el pecho, son las señales que con mayor frecuencia se presentan. Afortunadamente, con la toma de analgésicos se pueden controlar para poder llevar una vida normal. La situación empeora cuando se presentan cambios en el humor, haciendo que la mujer se sienta más sensible , nerviosa y tienda a tener un carácter muy fuerte , incluso llegando a estados depresivos sin motivo.

Otros problemas también muy comunes es que las mujeres sientan una sensación de pesadez e hinchazón en el abdomen. Esto se debe a que durante estos días se retienen más líquidos. También puede generar trastornos digestivos y el típico acné premenstrual, causado por los cambios hormonales. Muchas féminas también sufren alteraciones en el apetito, y mientras unas pierden por completo las ganas de comer, otras se dan atracones de dulces, que pueden provocar un gran aumento de peso.

¿Qué hacer para aliviar los síntomas?

Se pueden tomar analgésicos o antinflamatorios para calmar los síntomas que aparecen con el dolor. Según los especialistas, existe una manera de prevenirlos. Se asegura que con una sencilla tabla de ejercicios moderados y reduciendo la ingesta de sal, dulces, cafeína, teína, alcohol y tabaco en los días previos a la regla, podremos paliar estas molestias y reducirlas hasta que casi desaparezcan. La alimentación en estos días debe comenzar por las frutas, las verduras y las comidas ligeras, incrementándose el consumo de fibra, magnesio y vitaminas.

Cuando el malestar es tan continuo que se vuelve insoportable, lo mejor es acudir a un ginecólogo, que evaluará la situación y, en caso de necesitar, podrá recetar anticonceptivos orales. Está demostrado que el tratamiento con la famosa pastilla llamada dorivales solo  un tratamiento de por día y  a veces hay algunas mujeres que no le hacen efecto, además se utiliza con éxito para aliviar las menstruaciones dolorosas.

Además, la medicina natural ofrece ciertas plantas indicadas para aplacar las molestias premenstruales, como la cola de caballo para la retención de líquidos. Estas moléculas impiden la formación de sustancias inflamatorias, regulan la liberación y acción de los neurotransmisores, inhiben la formación de coágulos y regulan los efectos de las hormonas femeninas en el ciclo menstrual. En cualquier caso, se debe consultar con el médico o con el farmacéutico.

de El Latino Publicado en Salud